El Gobierno coruñés acepta la propuesta de la Marea para crear el Consejo Local de la Lengua


A Coruña, la única de las ciudades gallegas que no cuenta con una ordenanza específica para promover el uso del gallego, pasará así darle cumplimiento a la Ley de Uso del Gallego como lengua oficial de las entidades locales, ley que entró en vigor en el año 1988. La ordenanza del Gallego completa así su tramitación tras el período de exposición pública, en que fueron presentadas 50 alegacioness al texto, de las que el Gobierno propone la aceptación de 18 por considerar que contribuyen a enriquecer la el nuevo texto normativo.

Así, el ejecutivo de Inés Rey acepta la propuesta presentada por la Marea Atlántica para la creación de un Consejo Local de la Lengua, órgano que estará presidido por la alcaldesa (o la persona en que esta delegue) y del que formarán parte representantes del Gobierno local, de los grupos políticos, de las trabajadoras y trabajadores y de los propios servicios de Normalización Lingüística.

El Gobierno, indicó José Manuel Lage Tuñas, concejal de Economía, Hacienda y Régimen Interior, aceptó la mayor parte de las propuestas allegadas por Marea Atlántica para enriquecer el texto, mas también se tuvieron en cuenta otras mejoras aportadas por grupos políticos (PP) y particulares. La nueva ordenanza permitirá unificar los criterios de uso de la lengua gallega, contribuyendo a la normalización de su uso y a su promoción desde la Administración local.

La ordenanza contribuirá a finalizar con las discrepancias lingüísticas en el callejero y reforzará el uso del gallego como lengua propia de la Administraciones tanto para los trámites como para la comunicación. La aprobación de la ordenanza supondrá la culminación del proceso de normalización de uso del gallego puesto en marcha por Inés Rey, proceso en que se enmarcan la recuperación de la microtoponimia local para el callejero, el empleo por defecto del gallego en la página web del Ayuntamiento o su uso como lengua oficial en la Red de Escuelas Infantiles Municipales.