En Sada acompañan a los mayores que viven solos a través del teléfono


La red de voluntarios que tejió el Ayuntamiento llega ya a más de cien ancianos del municipio. Los llaman a diario, conversan con ellos, se aseguran de que están bien y toman nota de lo que precisan. Quique Roca es voluntario: “Que sientan que tienen un apoyo, que no están solos porque son muchos días, va pasando el tiempo y van empezando a surgir dudas” declara. Cada llamada es un ejercicio de empatía, tiempo compartido entre vecinos para que los más vulnerables sepan que no están solos.