Finalizada una operación antidroga en Aranga y Cerceda, con 10 detenidos

El Puesto de la Guardia Civil de Ordes, con el apoyo del Equipo de Delincuencia
Organizada y Antidrogas de la Policía Judicial de la Guardia Civil de A Coruña, tras varios meses de pesquisas policiales iniciadas a finales del 2019, procedió a la detención de 10 miembros de un grupo criminal dedicado al cultivo de marihuana y su posterior distribución por diferentes puntos de la Comunidad Gallega.

Ya el pasado el mes de febrero se había procedido, en la localidad de Culleredo, a la detención del principal distribuidor de marihuana que disponía el grupo investigado, al ser interceptado con 1 kg de cogollos de marihuana preparados para su venta. Posteriormente, a principios del mes de julio se procedió en la localidad de Ordes a la detención de otra persona, cuando se disponía a hacer entrega de un paquete que contenía 250 gramos de cogollos de marihuana. El día 28 de julio se da inicio a la explotación de la operación con la detención de 8 miembros del Grupo, al ser sorprendidos in fraganti cuando los mismos se dirigían a una antigua nave porcina ubicada en la localidad de Aranga, para proceder al corte y posterior preparación de 600 plantas de marihuana en un nivel optimo de floración, ambos con antecedentes contra la Salud Pública en su modalidad de Tráfico de Drogas. En esta fase de explotación colaboró un amplio dispositivo policial compuesto por la Unidad de Seguridad Ciudadadna, Cía de Santiago, Equipo Policía Judicial de Betanzos y Guía Canino de la Comandancia de Pontevedra .

A Continuación se procedió al registro domiciliario de los dos principales investigados en sus domicilios sitos en las localidades de Cerceda y Vilasantar, y al registro de dos naves en las localidades de Aranga y Cerceda, dotadas de un sofisticado sistema para el cultivo industrial de plantas de marihuana en su modalidad indoor. El día 29 de julio se procedió a la detención de la persona encargada de realizar el puenteado de la luz y su posterior mantenimiento de las naves ubicadas en Cerceda y Aranga.

Como resultado de la Operación se procedió a la aprehensión de unas 2.000 plantas de marihuana, 2 kilogramos de cogollos preparados para su venta y distribución, 3.210 euros, basculas de precisión, diversos material informático y electrónico, documentación de interés para la investigación y 3 vehículos, así como al precinto de las dos naves investigadas.

La importancia de esta Operación radica en que se ha golpeado a todos los eslabones del grupo siendo detenidos: el líder, su lugarteniente, encargados de la vigilancia y mantenimiento de las plantas, los denominados jardineros encargados del corte y preparación de las plantas y la persona denominada electricista encargada del puenteado del sistema eléctrico, así como los principales distribuidores de los cogollos de marihuana en su posterior venta al menudeo. Asimismo al tener dos naves operativas de manera permanente se aseguraban una producción continua, siendo la marihuana cultivada de una variedad genética de floración rápida en la que estaría en su óptima maduración a los 50 días de su plantación, habiendo obtenido indicios durante la investigación de la producción de al menos 4 ciclos, lo cual ascendería a la producción de unas 8.000 plantas de marihuana durante el presente año.
Cabe destacar que hasta de momento se trata del cultivo de marihuana más sofisticado hallado por la Guardia Civil en Galicia. La plantación poseía todo tipo de aparatos de la tecnología más avanzada valorados en más de 60.000€, como podían ser iluminadores, ventilación, control de humedad, riego automático.

Se imputa los siguientes delitos: Delito de Pertenencia a Grupo Organizado, Delitos de Tráfico de Drogas, Delitos de Cultivo o Elaboración de Drogas Tóxicas y Delitos de Defraudación de Fluido Eléctrico así como un Delito Contra la Seguridad del Tráfico al líder del Grupo, al conducir un vehículo con el permiso retirado por sentencia judicial. La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción nº4 de A Coruña y en ella colaboraron diferentes secciones de la Guardia Civil: USECIC, Patrullas 1º y 3º compañía, Equipo PJ Betanzos y Guía Canino de la CMD de Pontevedra.

Una antigua sala de fiestas de Xesteda-Cerceda estaba reconvertida en una sofisticada plantación de marihuana.

Fotos.- Guardia Civil.