Finalizadas en A Coruña las obras del edificio del servicio de movilidad


Destaca la integración y el respeto al entorno en la intervención de este edificio, a un lado del trazado del Camino Inglés, por lo que la adecuación del acabado de la envolvente se realizó siguiendo las directrices de la Dirección General de Patrimonio Cultural. A este cuidado del entorno responde la elección de las ventanas, portalones, cubierta y los colores de la fachada.

Los trabajos de acondicionamiento del edificio del servicio de Movilidad en A Coruña incluyeron la reparación de la estructura de hormigón, el tratamiento de los perfiles de acero en la fachada y la mejora de la red de pluviales y de la instalación eléctrica.

También se actuó sobre el aislamiento para solucionar los problemas de humedades que se venían produciendo a causa de la condensación. La intervención incluyó el relevo de todas las ventanas del edificio, así como la colocación de 36 radiadores térmicos cerámicos.

Los falsos techos fueron demolidos y sustituidos por unas estructuras nuevas de escayola.

En lo que se refiere a la mejora de la accesibilidad, se transformó el montacargas existente en un ascensor. Además, se sustituyó la puerta de la entrada por otra nueva con hojas asimétricas, para facilitar el paso de personas con movilidad reducida.

De manera complementaria, se ejecutaron obras menores en materia de electricidad y fontanería en los aseos: se arreglaron los sistemas de secado de manos o los interruptores y se repusieron llaves, llaves de paso o cisternas.

La intervención incluyó también el pintado general del interior del edificio, especialmente en las zonas afectadas por las obras, que contaron con una inversión autonómica de cerca de 500.000 euros.