Iniciadas las obras de la carretera AC-566, de Valdoviño hasta A Ramalleira


La Consellería de Infraestructuras y Movilidad acaba de iniciar las obras de acondicionamiento de la carretera AC-566, desde la salida de Valdoviño hasta A Ramalleira, con una inversión de más de 3,6 millones de euros.

Esta actuación, con un plazo de ejecución de 18 meses, recoge la redefinición del trazado en 4 km de la carretera que va a Cedeira, a su paso por Valdoviño, dotándola de un tercer carril para vehículos lentos y con las mínimas afecciones ambientales en la zona de protección de Red Natura.

Se ensanchará y se reforzará el firme de esta carretera a lo largo de algo más de 2 kilómetros. En los otros cerca de 1,9 kilómetros que comprenden la actuación, se procederá a la rectificación de curvas, a la mejora de intersecciones o cambios de sentido y al aumento de sección, habilitando un carril adicional para favorecer los adelantamientos.

De este modo, la intervención permitirá habilitar carriles de adelantamiento para vehículos lentos en casi la mitad del trecho en el que se actúa.

Además, aunque en el inicio de la actuación se van a ejecutar carriles adicionales en la carretera para favorecer adelantamientos más seguros, la vía mantendrá su trazado actual a su paso por la cantera y el pequeño valle que hay en ese punto, para minimizar afecciones. En la cantera se rectificará la curva que hay a su lado.

Igualmente se mantendrá el trazado actual de la carretera hacia el trecho final de la actuación, llegando a la Ramalleira, para no afectar a las numerosas edificaciones que hay en ambos márgenes.

Las obras de mejora en la AC-566 favorecerán la movilidad de los vecinos, fundamentalmente de Valdoviño y de Cedeira, e incidirán en el refuerzo de la seguridad viaria de todos los usuarios que transiten por esa vía, por la que circulan unos 5.000 vehículos al día.

También propiciará desplazamientos más cómodos y tiempos de recorrido más reducidos entre los municipios de la zona. Se estima que una vez realizada la mejora se podrá reducir en cerca de un 30% el tiempo de tránsito por los 4 kilómetros de carretera que se acondicionan.