Intervenidas más de 176 toneladas de alimentos para personas desfavorecidas en A Coruña


  • Una organización sin ánimo de lucro había modificado el etiquetado de los alimentos, con un valor superior a los 285.000 euros, y el 70% de los mismos estaban en mal estado

La Guardia Civil, en el marco de la operación PHYLLOS, intervino a una organización sin ánimo de lucro de A Coruña más de 176 toneladas de alimentos que incumplían las normativas de calidad y de sanidad alimentaria. Los agentes investigan a dos personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública.

La operación se inició en diciembre del 2019 a raíz de las inspecciones que el Área Funcional de Agricultura y Pesca de la Delegación del Gobierno en Galicia realiza periódicamente a las Organizaciones Asociadas a Reparto (OAR), que son las entidades encargadas de entregar los alimentos de los programas de ayudas alimentarias del Fondo de Ayuda Europeo para las personas más desfavorecidas (FEAD). En estas inspecciones se tuvo conocimiento que una de esas OAR estaba repartiendo alimentos con el etiquetado modificado y manipulado. Esta organización ya había sido expulsada temporalmente del programa con anterioridad tras supuestas alteraciones de las cifras de personas desfavorecidas a las que declaraba atender.

El SEPRONA de A Coruña inició una investigación por si tales hechos pudieran constituir un ilícito penal y, tras realizar las pertinentes inspecciones, inmovilizaron más de 176 toneladas de alimentos del programa que la entidad debería de haber distribuido en años anteriores a personas desfavorecidas y que, además, habían ocultado durante inspecciones previas del programa por presentar diferentes tipos de irregularidades a las normativas de calidad y de sanidad alimentaria y de gestión de los programas de ayudas.

Alimentos valorados en más de 285.000 euros
El valor de los alimentos intervenidos superaría los 285.000 euros, calculado en base a los valores unitarios resultantes de la contratación realizada por el FEGA.

Tras analizar y revisar toda la mercancía intervenida, se pudo determinar que un 70% de la misma se encontraba deteriorada, lo que supone la pérdida de 122 toneladas de alimentos con un valor en el programa de más de 132.000 euros; siendo solamente posible recuperar el 30% apto para consumo. Esta última fracción, que suponen unas 54 toneladas de alimentos valoradas en el marco del programa en 153.000 euros, ha podido ser recuperada y distribuida a través de organizaciones asociadas al programa.

La operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de A Coruña.

Guardia Civil