Investigado un carballés por sobrevolar con su dron y sin autorización el espacio aéreo de Alvedro

Dron

  • El dron realizaba una grabación para un evento deportivo, pero el propietario carecía de permisos y contratos

El Equipo Pegaso de Policía Aérea de la Guardia Civil de A Coruña, creado para el control de la aviación ligera, deportiva y drones, ha logrado identificar a un vecino de Carballo como propietario de un dron DJI MAVIC -2 que sobrevoló el espacio aéreo controlado del aeropuerto de Alvedro, sin ningún tipo de autorización y sin tener contratado ningún tipo de seguro de responsabilidad civil.

Se trata de una empresa que realizaba un vuelo profesional que grababa un vídeo aéreo para un evento deportivo realizado en la ciudad de A Coruña. Una vez identificado, se comprobó que el mismo carecía de los requisitos obligatorios requeridos por Aesa (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) y de los de identificación que deben tener todas las naves de este tipo.

Los pilotos profesionales de drones pueden actuar en el espacio aéreo controlado, siempre y cuando trabajen en una empresa operadora que esté dada de alta en Aesa o estar habilitados como operadores propios.

Las sanciones graves, establecidas en la Ley de Seguridad Aérea, pueden llegar hasta los 90.000 euros.