La borrasca ‘Barra’ dejó una altura de ola de trece metros en Cabo Vilán


Con aviso naranja en el litoral el mar estuvo enfurecido durante el pasado puente. El viento sopló con mucha intensidad, obligando a la flota a estar amarrada. A causa del temporal costero que acarreó la borrasca Barra, varias playas urbanas estuvieron cerradas y el acceso a los arenales estuvo y estará prohibido hasta este viernes, mientras continúe el aviso naranja. La boya de Cabo Vilán-Sisargas midió en la madrugada de este miércoles una altura de ola que rondó los trece metros de altura. Tras la caída de más de 200 rayos este miércoles, uno de ellos dejó inoperativo por varios días el sistema ILS del aeropuerto de Alvedro, en A Coruña, que permite aterrizar con poca visibilidad. Esta situación tan desapacible fue mejorando con el avance de la jornada, aun así las temperaturas rondaron los 10 grados.