La cantidad de eólicos entre Vimianzo y la ría de Noia ya están afectando a las aves


La Xunta admite que entre Vimianzo y la ría de Noia no caben más eólicos porque ya están afectando a las aves. El Gobierno gallego está emitiendo en las últimas semanas docenas de declaraciones de impacto ambiental de parques eólicos apremiado por la normativa estatal que hará que esta semana los que no cuenten con autorización de las administraciones competentes (la Xunta para los de menos de 50 MW y el Estado para los de más) perderán sus derechos de conexión con la red eléctrica.

Entre esas declaraciones de impacto ambiental, cuyo balance global se podrá realizar una vez finalizado el plazo a próxima semana, hay proyectos de todo tipo autorizados y otros denegados por sus efectos sobre sobre la naturaleza o el patrimonio. Pero entre ellos destacan los informes negativos similares emitidos por la Dirección General de Patrimonio Natural sobre varios parques que diversos promotores pretendían instalar en el sur de la Costa da Morte, entre Vimianzo y la ría de Noia, en los ayuntamientos de Outes o Mazaricos, este último crítico desde hace tiempo con la reducida compensación que recibe por los numerosos parques que alberga. En ese entorno, viene a decir ahora la Xunta, no caben más aerogeneradores porque las aves ya están sufriendo variaciones en sus rutas obligadas por los parques eólicos continuos ya construidos.

En las últimas jornadas la Xunta está haciendo públicas evaluaciones de impacto ambiental negativas que en varios casos incluyen un mismo párrafo con el que Patrimonio Natural informa negativamente de varios parques diciendo que “ya existe una larga alineación de aerogeneradores, de más de 30 kilómetros, desde Vimianzo hasta la ría de Noia, formando una barrera que obliga a las aves a realizar grandes cambios de rutas, con el consecuente gasto energético que eso supone”.

Así aparece en las negativas de la Xunta, por ese u otros motivos añadidos, a parques eólicos que querían instalar en Mazaricos, Outes o ayuntamientos de ese entorno empresas como Capital Power (parque Maragouto, con 10 aerogeneradores), Green Capital (El Vado, 7 aerogeneradores), Villar Mir (A Picota II, 5 aerogeneradores) o Greenalia (Vaquera, 3 aerogeneradores).