La Diputación insta a las distintas administraciones a implicarse en la busca de soluciones para la central de As Pontes


El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó este lunes dos mociones impulsadas por el Gobierno provincial (PSOE y BNG) y por el Partido Popular en defensa del empleo y el mantenimiento de la actividad de la central de As Pontes. La sesión plenaria estuvo presidida por el vicepresidente, Xosé Regueira, debido a la ausencia del titular del gobierno provincial y alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, que participó en una movilización en Santiago en demanda de un plan de futuro para la térmica, cuya falta de actividad ponen en juego alrededor de 700 empleos en tres comarcas.

La moción de PSOE y BNG fue refrendada por unanimidad de todos los grupos políticos y, entre otras medidas, insta al Gobierno del Estado a la retirada transitoria del impuesto de hidrocarburos a la producción eléctrica. La Diputación insta también a la Xunta de Galicia a adoptar las medidas que faciliten la transición de la central pontesa para formar parte del circuito de economía circular, a través del cambio de combustibles fósiles por otros tipos de materiales (biomasa forestal, lodos…), compensando así las emisiones de CO2, y la que, siguiendo el modelo de actuación de Aragón para las comarcas mineras, elabore y dote económicamente un plan para la reactivación económica y social de Cerceda que minimice el impacto del cierre de la central térmica de Meirama, decidido por Naturgy, generando un entorno favorable para nuevas inversiones.

Finalmente, se reclama a la Unión Europea que adopte medidas para evitar especulaciones en el mercado de CO2 por parte de inversores ajenos a la producción energética y para que las centrales térmicas como la de As Pontes, que cumplen con la normativa medioambiental más exigente, puedan continuar con la producción de energía eléctrica. La moción impulsada por el PP fue apoyada por PSOE y BNG y contó con el voto en contra de la Marea Atlántica y la abstención de Alternativa dos Veciños y reclama al Gobierno del Estado que establezca exenciones fiscales a las centrales térmicas de carbón que estén en proceso de adaptación a la Directiva de Emisiones Industriales de la UE y a fijar una retribución específica en los casos en que se esté usando, por ejemplo, biomasa forestal para su funcionamiento. El texto apoya también facilitar la participación de la Xunta en la comisión que analizará la situación de la central térmica de As Pontes para buscar soluciones a la situación de inactividad que atraviesa la planta.