La Guardia Civil aprehendió 36,5 kilos de percebe en el puerto de Suevos–Arteixo

Percebes incautados_Guardia Civil.

El Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil en colaboración con la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de A Coruña aprehendió 36,5 kilogramos de percebe en el Puerto de Suevos en Arteixo.
Los hechos sucedieron cuando realizaban un dispositivo contra la pesca y el marisqueo ilegal en la costa. En el transcurso del mismo los efectivos actuantes observaron como una embarcación de recreo se aproximaba al espigón del Puerto Exterior de A Coruña, descendiendo de ella cuatro personas con útiles para la extracción de percebe, permaneciendo a bordo el patrón de la misma.
La mencionada embarcación permaneció en la zona próxima al espigón, realizando labores de recogida del percebe extraído y el traslado del personal desembarcado a otros puntos del espigón.
Una vez finalizada la jornada de extracción, el patrón de la embarcación procedió a la recogida de dos de las personas desembarcadas, del crustáceo extraído por ambas y de los útiles para la extracción, trasladándolos hasta el puerto de Suevos, desembarcando las capturas y a los ocupantes en un punto de la costa sin vigilancia próximo a la mencionada instalación, al objeto de evitar posibles controles.
Una vez desembarcados, la embarcación regresó al espigón del Puerto Exterior para la recogida de los otros dos percebeiros, junto con sus capturas y útiles, repitiendo la operación de desembarco en las proximidades de Suevos.
Una vez en tierra estas cinco personas, la Guardia Civil procedió a su identificación, solicitándoles además la correspondiente autorización administrativa para la extracción de esa especie en el espigón del Puerto Exterior, careciendo todos de ella.
La Guardia Civil procedió al decomiso de la embarcación utilizada y de las capturas, las cuales arrojaron un peso total de 36,5 kilogramos y a la confección de las pertinentes actas-denuncia por supuestas infracciones a la Ley 11/2008 de Pesca de Galicia.
Los percebes incautados fueron entregados en la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos de A Coruña, quedando la embarcación depositada en poder de su propietario a disposición de la Consellería do Mar.