La Guardia Civil investigó a un vecino de Cerceda como presunto autor de un delito contra la seguridad vial

Foto_Guardia Civil.

El Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Santiago de Compostela investigó a un conductor, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, gracias a la colaboración ciudadana. Los hechos ocurrieron a raíz de la llamada recibida en la Central Operativa de Tráfico (COTA) proveniente del CIAE 112, en ella se informaba de que un particular había advertido de la presencia de un vehículo circulando por la carretera N-634, realizando una serie de maniobras extrañas, intuyendo que su conductor se encontraba bajo el efecto de bebidas alcohólicas. Dicho vehículo según el informante circulaba por la mencionada carretera sentido Santiago en el término municipal de O Pino.
Los operadores de COTA activaron inmediatamente el protocolo establecido, alertando a todas las patrullas del Cuerpo en servicio y las Policías Locales de las zonas próximas para la detección y control del referido turismo. En el transcurso del operativo fue localizado por una patrulla del mencionado Destacamento deteniéndolo para proceder a su control, al aproximarse al conductor los efectivos actuantes observaron claros síntomas de que se encontraba bajo el efecto de bebidas alcohólicas.
La Guardia Civil le realizó a está persona las pruebas de alcoholemia pertinentes, arrojando un valor de 1,08 MG/L en aire espirado en la primera prueba y de 1,01MG/L en la segunda, procediendo a su investigación como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.
La Benemérita quiere agradecer la colaboración del alertante, que con su acción posibilitó la retirada de este vehículo del flujo circulatorio de la vía, evitando así un peligro eminente para la seguridad de todos los usuarios.