La naturaleza autóctona gana adeptos a través del campo de voluntariado de Ribeira


15 jóvenes y chicas de entre 18 y 30 años participan en el campo de voluntariado de Ribeira. Desde el 6 de agosto hasta el miércoles 17, realizan actividades en plena naturaleza con un importante valor medioambiental, cultural y patrimonial. Los jóvenes centran sus actuaciones en el Parque Natural de Corrubedo y Lagunas de Carregal y Vixán. Durante su estancia, los voluntarios realizan labores de mantenimiento de los espacios naturales, reconstrucción y consolidación de sendas, eliminación de especies alóctonas, vigilancia de fuegos e informan y sensibilizan a los visitantes. Además, los participantes desarrollan actividades complementarias de ocio como observación estelar, actividades grupales guiadas, navegación por la Ría de Arousa, deportes acuáticos cómo paddle surf o caiac, rutas culturales y históricas o visitas al centro de interpretación del ecosistema litoral de Galicia, entre otras.