La Red de Ciudades que Caminan destaca la gestión municipal en la implantación de Coruña 30


Luego de una puesta en común virtual realizada la semana pasada, la asociación Red de Ciudades que Caminan, a la que está adscrita el Ayuntamiento de A Coruña, lo puso como ejemplo por la buena gestión que está llevando a cabo en la ciudad con respecto a su conversión a Coruña 30, antes de que la DGT implante esta velocidad de 30 Km/h como la máxima para circular en territorio urbano. El colectivo destaca que el Gobierno local ya recuperó 50.000 m² de espacio público, que se puede transitar a pie, especialmente en el eje central y en el borde litoral de 12 Km lineales que tiene la ciudad, habilitando nuevos carriles para ciclistas y corredoras/es bajo la premisa de «un carril menos, una acera más». En esta reflexión en que A Coruña aparece como modelo, el concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, señaló que, al ser un municipio de extensión reducida, la ciudad alcanza solo en su primera corona metropolitana los 420.000 habitantes y que esto implica la entrada de 110.000 vehículos al día. La intención del Gobierno de Inés Rey es tratar de combinar las acciones de pedagogía social con las coercitivas y con el rediseño de los espacios urbanos para reducir la velocidad. Con esa idea, Movilidad marca cómo objetivos cuestiones como optimizar el sistema de carga y descarga y mejorar los entornos escolares y la accesibilidad, sobre todo pensando en la población mayor.