Licitadas las obras de seguridad vial en un tramo de concentración de accidentes en Arteixo


El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, acompañado por el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, visitó la zona en la que se van a llevar a cabo las obras de mejora de la seguridad viaria en el trecho de concentración de accidentes de la carretera autonómica AC-552, a su paso por este ayuntamiento.

La Plataforma de Contratos Públicos de Galicia publicó la licitación de esta actuación por importe de 1,9 millones de euros y con un plazo de ejecución de 12 meses. Las empresas que lo deseen tienen hasta el próximo día 27 de enero para presentar sus ofertas.

El pasado lunes se publicó en el DOG la declaración de la utilidad pública para disponer la urgente ocupación de los bienes y derechos necesarios para ejecutar las obras de mejora de la seguridad viaria en el trecho de concentración de accidentes de esta carretera autonómica.

El presupuesto global estimado por el Gobierno gallego para este proyecto asciende a más de 2 millones de euros, habida cuenta el pago de las expropiaciones de los 9 predios necesarios para ejecutar esta actuación.

La intervención se enmarca en la estrategia para la eliminación de trechos de concentración de accidentes en la red viaria autonómica. Los trabajos en esta carretera autonómica comprenden el tramo de la vía desde el punto kilométrico 2+100, después de la glorieta de enlace con la autopista AG-55, hasta la vía de acceso a la presa de Meicende, en el punto kilométrico 3.


La carretera AC-552 tiene un tráfico elevado y recorre una zona industrial, con numerosas naves, una estación de servicio y canteras. Para mejorar la seguridad del tramo se prevé la ejecución de dos glorietas en los puntos kilométricos 2,5 y 2,8, en las que se realizarán los giros. La segunda glorieta servirá, además, para calmar el tráfico en sentido A Coruña, tras el tramo de fuerte pendiente descendente anterior.

El proyecto también contempla la ejecución de una vía de servicio en el margen derecho, sentido Fisterra, para evitar las incorporaciones directas a la carretera desde las naves y la estación de servicio existente.

Además se completará y se mejorará la salida de la vía de servicio actualmente existente en el margen izquierdo, sentido A Coruña, en el acceso a la glorieta de intersección con la AG-55.

Los trabajos incluyen la señalización, drenaje, iluminación y la reposición de los servicios afectados.