Los fuegos del Apóstol abandonan el Obradoiro tras 450 años

Se trata de una decisión tomada desde el Ayuntamiento y que no tiene vuelta atrás, todo en beneficio de la preservación del patrimonio y la seguridad.

El gobierno local de Santiago anuncia mejoras urgentes en la zona histórica compostelana. El documento que se dio a conocer este lunes a los medios ha sido también enviado a los distintos grupos políticos. Se trata de actuaciones en la zona monumental, y es que, las autoridades pretenden que los cambios y mejoras sean efectivos ya en 2021. Son actuaciones pensadas para mejorar la accesibilidad, movilidad, iluminación, regulación de usos de los espacios o la mejora de los servicios públicos. La mayor parte de estos trabajos deben arrancar de modo inminente. El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo declaró que: «Lo que se estuvo haciendo en los últimos años de tirarlos desde el tejado del Pazo de Raxoi era imposible continuar con eso. Los daños producidos, los desperfectos que ahora hay que arreglar cuestan 700.000 euros. Pero más allá de eso es el riesgo enorme para un edificio histórico como este, con una estructura y una cubierta de madera de que se había podido producir un incendio que habría destruido el edificio». El Ayuntamiento asegura que es una decisión dolorosa que acaba con una tradición de 450 años, pero que no les quedó más remedio que adoptarla.