Oleiros reclama a la Xunta las obras pendientes del comedor del Colegio Valle Inclán


El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, demandó por carta al conselleiro de Educación el inicio inmediato de las obras pendientes del comedor del Colegio Valle Inclán para la prestación del servicio que merecen los escolares de cualquiera colegio público. El Ayuntamiento de Oleiros denunció en numerosas ocasiones a necesidad de eliminar los barracones y disponer de un comedor que cumpla con las necesidades del centro, tanto en espacio como en materia de salubridad.

Hace catorce años que la Consellería de Educación instaló unos barracones para el comedor escolar del CEIP Valle Inclán de Perillo. Esta era una medida provisional mientras no se creaban las instalaciones adecuadas: o una nueva construcción o una adaptación de los porches ya existentes.

A lo largo de diferentes ejercicios presupuestarios se realizaron obras, sin que el espacio disponible en la actualidad tenga la capacidad suficiente para cubrir la demanda. Además de las graves deficiencias en las obras realizadas que tuvo que subsanar el Ayuntamiento para que se pudiera emplear el nuevo edificio, la Xunta dejó sin finalizar la planta alta, quedando cerrada, sin puertas de acceso, sin recebar y sin plaqueta.

A día de hoy la situación se agravó ata tal punto que los barracones situados en el exterior, y que forman parte del comedor escolar, incumplen toda normativa sin que la Consellería tomara resolución alguna. El Ayuntamiento de Oleiros colaboró más allá de sus competencias para que las condiciones higiénicas de los barracones fueran las adecuadas para prestar el servicio mientras la Xunta no había abordado las obras, comprometiéndonos en días pasados con la ANPA a hacer un saneamiento integral aprovechando las vacaciones de navidad.

Por todo esto, el Ayuntamiento de Oleiros demanda el inicio inmediato de las obras en la planta superior del actual comedor, que tendría capacidad suficiente para poder atender las necesidades de este centro escolar y permitiría la eliminación definitiva de los barracones.