Ponte Nafonso, que une los ayuntamientos de Noia y de Outes, ya luce iluminada


La Xunta dotó de iluminación a Ponte Nafonso, que une los ayuntamientos de Noia y Outes en la carretera AC-196, contribuyendo a su puesta en valor y al refuerzo de la seguridad de vehículos y de peatones.

La iluminación escogida, en base a un modelo de baliza encajada en el pretil, sistema también usado en la Ponte Sampaio, en Pontevedra, realza la monumentalidad de la infraestructura.

Esta actuación forma parte de los trabajos de rehabilitación impulsados por la Xunta, con una inversión autonómica de más de 700.000 euros, que están ya en su fase final, solo pendientes de finales.

Hace falta recordar que en el mes de abril se retomaron las obras, tras recibir el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de A Coruña el nuevo proyecto para la ponte, que recogía la configuración del pretil de piedra en lugar del metálico, y una vez superado el paro del transporte que retrasó su reinicio.

El proyecto inicial proponía la instalación de una baranda metálica, cuyo diseño estaba previsto para la contención de vehículos con una velocidad de 50 km/h. No obstante, la limitación a 20 o 30 km/h en las vías que dispongan plataforma única de calzada y acera, hizo necesario optar finalmente por colocar un pretil de piedra.

La intervención conjugó la funcionalidad de la infraestructura con el máximo cuidado y su puesta en valor, dada su singularidad al tratarse de una ponte medieval.

La obra también incluyó el relevo del pavimento y de la baranda, así como la limpieza de los paramento exteriores con el fin de mejorar su aspecto estético y la mantienes en buen estado de conservación.

El proyecto, en su conjunto, forma parte del programa de control de los puentes y obras de paso de la Xunta, con el fin de preservar la seguridad y alargar la vida útil de estas estructuras, con actuaciones de conservación preventiva.