Prosiguen los trabajos de desbroce y limpieza en las carreteras de Muros y Ordes


La Consellería de Infraestructuras y Movilidad retomó recientemente estos trabajos en las vías de la Xunta, tras renovar, por más de 2,2 millones de euros con la empresa pública Seaga, el contrato para acometer tareas de control de la biomasa de las márgenes de las carreteras de titularidad autonómica para prevenir fuegos y reforzar la seguridad viaria.

A lo largo de esta semana proseguirán las labores de desbroce y de limpieza en las márgenes de la carretera AC-550, a su paso por el ayuntamiento coruñés de Muros; y también en la carretera AC-413, a su paso por el municipio de Ordes.

Estas actuaciones de limpieza contribuyen a la prevención de los fuegos al eliminar especies pirófilas como el pino, el eucalipto o la acacia en las márgenes de las vías. Hace falta recordar que la Ley 3/2007, de 9 de abril, de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia recoge el objetivo de la rotura de la continuidad horizontal y vertical de la biomasa, de modo que las carreteras actúen con efecto “cortafuegos”.

Por otra parte, estas intervenciones favorecen el control de la vegetación, que también supone la mejora de la seguridad viaria. Los trabajos proyectados retirarán árboles que puedan caer a la calzada en caso de temporal y evitarán vegetación que invada los arcenes o aceras, facilitando el tránsito de peones y ciclistas. También permiten aumentar la visibilidad de los usuarios de la carretera y consiguen el efecto de alejar a los animales, como jabalís o corzos de las vías.

El nuevo encargo a Seaga tiene una vigencia de doce meses e impulsa lo despeje y desbroce de vegetación en la zona de dominio público de las carreteras autonómicas. Además, también supone un apoyo a las labores de conservación de zonas verdes en sendas peatonales y glorietas.