Se le escapó el partido en los últimos minutos al Calvo Xiria frente al Ribeiro (31-34)


El Calvo Xiria afrontaba este sábado en casa su primer partido de máxima exigencia de un total de tres en 7 días. Con bajas importantes en sus filas el equipo carballés estuvo enchufado en el encuentro más de 50 minutos. Tras una primera mitad que acabó con ventaja mínima para los visitantes, 15-16. Tras la reanudación siguió la igualdad en juego y resultado y las alternativas de llevarse el choque estaban parejas. Mediada la segunda parte llegó la recaída de Fran Rey, una lesión que no le permitió seguir en la cancha y tuvo que abandonar el partido. Más madera para una defensa ya mermada, aun así el Calvo Xiria consiguió ponerse por delante en el marcador con una ventaja de dos goles a falta de 10 minutos, pero fue un espejismo, un ataque muy concentrado del rival hizo aguas la defensa local y la victoria para el conjunto visitante no se hizo esperar, 31-34.