Suben a diez los positivos en la residencia Orpea de Culleredo

Los casos de infectados por la COVID-19 en la residencia de ancianos Orpea de Culleredo alcanzan la decena al dar positivo otro trabajador, con el que son ocho usuarios y dos profesionales los afectados por el virus. Así lo confirmaron fuentes de la empresa que gestiona esta residencia, Orpea, que asegura que estas diez personas se encuentran sin síntomas y que los protocolos se activaron porque uno de los usuarios presentaba unas décimas de fiebre. La Xunta confirmó este lunes que el sábado tuvo conocimiento del positivo de uno de los trabajadores y que por eso todo el personal y los usuarios fueron sometidos a pruebas PCR. De acuerdo con la información de la compañía, el domingo se tuvo conocimiento de que un segundo profesional estaba infectado y, también según Orpea, esta persona, como la primera empleada a la que se le detectó la COVID, tampoco era temporal ni de nueva incorporación para cubrir alguna baja o vacaciones. Los 130 usuarios de la residencia están ahora confinados en sus cuartos, “a la espera de que se terminen las PCR”, según las fuentes de Orpea.