Suspenden un juicio por un desencuentro entre la Policía Nacional y la Guardia Civil

Un desacuerdo entre la Guardia Civil y la Policía Nacional sobre el traslado de un acusado a los juzgados de Santiago, obligó a suspender un juicio por tentativa de homicidio. El acusado es un hombre al que culpan de atropellar intencionadamente a su ex-cuñado en Boiro hace siete años. Pues bien, este hombre ingresó en el hospital de Pontevedra el lunes, pero un forense dictaminó que estaba en condiciones de asistir al juicio previsto para estos días en la sección de la Audiencia Provincial con sede en Santiago. Este miércoles, el magistrado contactó para el trasado con la Policía Nacional, que le pasó la pelota a la Guardia Civil. Después de hora y media, la Guardia Civil respondió que era competencia de la Policía Nacional. Al final, hubo que suspender el juicio.