Trazo se suma a los 36 ayuntamientos emprendedores de la provincia de A Coruña


Un total de 36 municipios de la provincia de A Coruña ya son Ayuntamientos Emprendedores tras la adhesión de Trazo. Con esta distinción se suma al objetivo de la Xunta de poner facilidades a la inversión empresarial para impulsar la reactivación económica y, por lo tanto, ofrece más agilidad en la tramitación administrativa, en el acceso al suelo industrial y mayores incentivos fiscales.

Galicia cuenta actualmente con 140 Ayuntamientos Emprendedores: 36 en la provincia de A Coruña, 18 en la de Lugo, 64 en Ourense y 22 en Pontevedra. Todos ellos recogen el espíritu de la nueva Ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica aprobada el pasado mes de febrero en el Parlamento gallego y contribuyen, así, a implantar una nueva cultura administrativa en Galicia para eliminar trabas burocráticas, intensificar la simplificación de los trámites y apoyar la implantación de nuevos proyectos empresariales. Se trata de trasladar confianza y seguridad jurídica al tejido económico. Y, en ese sentido, hace falta señalar que, como novedad, la nueva ley fija un plazo de tres meses para la emisión de informes por parte de la Xunta y amplía los supuestos de iniciativas empresariales prioritarias.

Para ser Ayuntamiento Emprendedor, las administraciones locales, una vez aprueban en sus respectivos plenos la modificación de las ordenanzas correspondientes, tienen que adherirse al convenio firmado entre la Xunta y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para colaborar en la captación de inversiones para Galicia.

La Xunta está dando prioridad a los Ayuntamientos Emprendedores en diversas líneas de ayudas destinadas a impulsar la fábrica inteligente, el empleo de calidad y el emprendimiento basado en la innovación y en el talento. Para eso, el Gobierno gallego establece en estas ayudas, que están siendo convocadas en régimen de concurrencia competitiva, un criterio específico.

Los Ayuntamientos Emprendedores, por su parte, se comprometen a ofrecer a las empresas que muestren interés por instalarse en sus localidades más incentivos fiscales, mayores facilidades para acceder al suelo empresarial y una simplificación en la tramitación administrativa. Los mayores incentivos fiscales por parte de los ayuntamientos para favorecer la llegada de nuevas empresas supondrán una bonificación de hasta el 95% en el IBI, IAE y ICIO para aquellos proyectos que impliquen nueva implantación o ampliación de empresas ya existentes. De este modo, la colaboración entre las administraciones públicas permite avanzar hacia una Galicia más competitiva.