Treinta policías impedirán el botellón en los jardines de Méndez Núñez

DPM.

Los coruñeses celebran esta prohibición, después de 11 años aguantando el problema, de hecho los servicios de limpieza calculan que tienen que retirar cerca de tres toneladas de basura cada noche de botellón. Ahora el área fue declarada zona especialmente protegida por lo que la policía podrá poner multas de entre 200 y 3.000 euros. Muchos jóvenes de los que acuden aquí para hacer botellón están informados de que a partir de ahora está prohibido, pero ya buscan alternativas. Y precisamente eso es lo que les preocupa a los vecinos del barrio del Orzán. La Policía Local espera que, las primeras noches en que el botellón está prohibido, sean tranquilas motivo al tiempo lluvioso.