Un nuevo vial eliminará el tráfico pesado del centro de Boiro


La actuación supondrá la ejecución de una nueva variante que permita desviar el tráfico pesado evitando así que se concentre en el casco urbano de Boiro. Para buscar una solución se estudiaron técnicamente tres alternativas muy similares que se diferencian, fundamentalmente, en la intersección con las carreteras provinciales. La obra consistirá en la ejecución de una vía de 950 metros de longitud que une entre sí las carreteras que van de Boiro a Cabo de Cruz y de Boiro a Abanqueiro. La variante contará con una plataforma de 9 metros de ancho, con dos carriles de 3,5 metros cada uno y arcén de 1 metro. La propuesta incluye también la ejecución de un carril bici de 2,5 metros de ancho, además de una mediana que lo va a separar del carril de circulación y en el que se va a colocar el alumbrado. Para la intersección de esta vía con las otras carreteras se estudia la opción que contempla la ejecución de glorietas en ambos casos, ayudando a una mejor regulación del tráfico. El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y el alcalde de Boiro, José Ramón Romero, fueron los encargados de presentar el proyecto de esta variante.