El BNG de Carballo y A Laracha se suman a los alegatos contra el parque eólico de Monteagudo

PEXELS

  • La formación destaca que la fragmentación «artificiosa» y las numerosas y graves aficiones directas a la población justifican el rechazo social al proyecto que tramita la Xunta.

La responsable local del BNG de Carballo, Inés Rodríguez Muíño, y su homólogo en A Laracha, Xoán Sande Muñiz, registraron una batería de alegatos contra el proyecto del parque eólico Monteagudo, que se encuentra en fase de tramitación por parte de la Xunta de Galicia y que afecta a ambos ayuntamientos y al de Arteixo. Una iniciativa que se suma también a la propuesta del equipo de gobierno de Carballo.

En primer lugar alegan que la empresa promotora realiza una fragmentación de su proyecto eólico en varios proyectos independientes de forma «artificiosa, o que constituiría un fraude de lei, como veñen avalando sucesivas sentenzas xudiciais».

Además, para el BNG el proyecto de este parque supone una «afección severa e prexuízos irreversibles» para las áreas de interés paisajístico del Monte do Xalo, a Ribeira da Pena y el valle fluvial del río Lourido; así como a itinerarios de carácter patrimonial, paisajes, hostelería y turismo y también al sistema de brañas y zonas húmedas de todo el ámbito de influencia. «O parque eólico e a súa infraestrutura de evacuación fragmenta os hábitats, os ecosistemas e implica directamente a perda de biodiversidade», afirman los nacionalistas, destacando además que «o proxecto eólico engadido aos parques existentes transforma as paisaxes de mosaicos agro –forestais e de montaña nunha paisaxe inhóspita de marcado carácter industrial inzada de muíños e liñas de alta tensión».

Ambas asambleas nacionalistas señalan que la presión industrial derivada de los sucesivos proyectos de parques eólicos resulta «excesiva» y ese impacto no es evaluado por la mercantil promotora, añadiendo que «o proxecto debería ter en conta os impactos acumulados polos 32 proxectos previstos e en tramitación ao longo da costa e con afección directa sobre a Rede Natura 2000».

Por otra parte, el proyecto afecta de «maneira irreversible» a lugares identitarios para la población y las familias que viven y/o trabajan en el ámbito geográfico del parque y que resultan obviadas por la mercantil promotora, por lo que desde el BNG consideran que el parque Monteagudo supone una «vulneración flagrante da Lei de Montes de Galiza ao supoñer a eliminación da multifuncionalidade do monte».