Obras en la futura intermodal compostelana durante el Xacobeo 2021


El principal obstáculo con el que se enfrenta la ampliación de la parte ferroviaria de la futura Intermodal compostelana es la cláusula que obliga a alcanzar 3,5 millones de pasajeros anuales. Convirtiéndose, por tanto, en la principal demanda del recientemente elegido como alcalde compostelano, el señor Sánchez Bugallo, quien se ha puesto manos a la obra para conseguir su inmediata derogación.

Para ello ha realizado varias reuniones, la primera el martes, 16 de julio con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), representado por su presidenta Isabel Pardo de Vera y varios técnicos de este organismo, donde obtuvo una esperanzadora no oposición y la segunda, el miércoles 17 de julio con Ethel Vázquez, Conselleira de Infraestructuras e Movilidade, consiguiendo el apoyo de la Xunta a la eliminación de ésta clausula, en un ambiente de buena sintonía entre ambos.  Señalar que esta limitación es única en España, y sobre este “trato singular para con Santiago” ironizaba el regidor compostelano, pidiendo equidad y justicia para su realización, al igual que otras obras del mismo calado e importancia que se llevaron y  llevarán a cabo en el resto de España.

Conviene recordar que para que se produzca la derogación de esta clausula, se necesita el beneplácito de la totalidad de los firmantes del acuerdo, Concello, Xunta, ADIF y el Ministerio de Fomento, por consiguiente, la pelota está ahora en el tejado del Ministro, pues los otros tres participes, están de acuerdo.

La Conselleira recordó que la Xunta ya está trabajando en lo que le corresponde. Invirtiendo 16 millones de euros en la construcción de la Estación de autobuses, y la parte que le toca de la pasarela. Quedaría pendiente la parte del Concello, diseñando los accesos así como la pasarela que unirá ambas estaciones y O Hórreo con Pontepedriña. Algo que, en palabras del Alcalde quedaría completado en el verano del próximo año 2020.

Destacar la necesidad de celeridad máxima puesto que la formalización de la retirada de la clausula precisa tiempo. Por consiguiente, ya hay un proyecto básico encima de la mesa para ganar días al calendario, y sobre el que se irá trabajando con sus matices y posibles variables futuras. Se espera, además, una reunión técnica para finales de mes.

La aceptación de la existencia de las obras en 2021, a la que en un primer momento, se mostraba reacio el alcalde, se debe, según sus palabras a que “son tempos perigosos para paralizar proxectos”, máxime, tratándose de obras de esta importancia y envergadura así como estratégicas para la capital de Galicia. Apuntaba también a la confianza que tiene en la experiencia de ADIF, para que las incidencias durante el Año Santo 2021, para con los usuarios de la futura Intermodal, sean mínimas.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO