El Ayuntamiento de Muxía asegura que los parámetros del agua municipal son normales

Cedida

  • En los próximos días seguirán realizándose pruebas para un mayor control tras el brote de gastroenteritis en la localidad

No hay novedades con respeto a la situación sanitaria en Muxía tras notificarse decenas de afectados por gastroenteritis durante la pasada semana. En un primer momento todo apuntaba al agua municipal como desencadenante de esta enfermedad, pero desde el gobierno local comunican que «non se sabe con certeza a orixe do incidente» si bien el agua de la traída fue totalmente restablecida en las últimas horas «tras certificar que as análises cumplen cos parámetros normais de consumo». Unos resultados que provienen de la empresa especializada BIOCONTROL Y CALIDAD ALIMENTARIA SL, contratada por el Ayuntamiento y autorizada por la Consellería de Sanidade, después de que los primeros exámenes realizados por la Administración local mostrasen parámetros normales. «Nos vindeiros días seguiranse realizando análises completos das augas para un maior control post-brote», afirman desde el consistorio.

A pesar de no tener una explicación clara a lo sucedido, según el gobierno local «a teoría que colle forza tras os resultados e os datos certificados obtidos é que no sistema de captación de auga (ETAP Os Muíños) se albergaron dous tipos de bacterias (Escherichia coli e Clostridium perfringens) dun posible vertido, que son causantes de molestias gástricas compatibles cos síntomas que moitos usuarios padeceron nestes días». Este hecho, sumado a una posible alteración del sistema de clorado que no dio contrarrestado la aparición de bacterias, pudo ser el causante de la grave situación.

Sin embargo, también se contempla la posibilidad de que existan dos focos paralelos ya que «non se pode asegurar que todos os casos de afectados sexan vinculados co sistema de abastecemento de auga». El foco mayoritario estaría vinculado al consumo de agua de la red municipal de origen bacteriano; el otro, con menos casos, se relacionaría con un virus que afecta a diferentes poblaciones de la provincia de A Coruña y que «nada ten que ver con esta problemática», señalan desde el gobierno local.

El regidor, Iago Toba, aseguró que desde el Ayuntamiento se trabajó «en todo momento por solucionar o problema que as análises detectaron, coa maior celeridade e coa maior seguridade posible, activando os protocolos que existen para estos casos e informando a Consellería de Sanidade e a poboación muxiá en todo o momento e en tempo real».

El PP PIDE EXPLICACIONES Y RECLAMA RESPONSABILIDADES

El Partido Popular de Muxía, a través de su portavoz, Sandra Vilela, pidió explicaciones al gobierno local tras confirmarse la presencia de bacterias coliformes en el agua municipal ya que «estamos falando de decenas de muxiáns intoxicados e temos que saber que foi o que fallou, esta é unha situación gravísima». Vilela también reclama responsabilidades puesto que no se sabe cuánto tiempo llevan bebiendo agua contaminado ni dónde «estivo o erro» para que este agua llegase a las casas.

Los populares también destacaron la falta de previsión con respeto a los establecimientos hosteleros puesto que en el momento de confirmarse las bacterias se procedió a cortar el agua de forma inminente. «Como se pode deixar a hoteis, pensións ou albergues sen auga en media hora, sabendo que facía días que esto se vía vir? Se non tes auga na casa , de onde a sacas? Como se van asear os nosos maiores ou as persoas enfermas?», preguntan desde el PP.